Disposiciones Legales
Proyectos transversales
Res. Exámenes de Estado
2013  -  2012  -  2011  -  2010
Gobierno Escolar
Balance Festival Gastronůmico

El General Francisco de Paula Santander, tuvo como principal preocupación la educación pública y para fortalecerla, creó los llamados colegios santanderinos, dedicados no sólo a la educación media, sino a la universitaria. Muchos de los colegios creados en ese tiempo existen en la actualidad.

Los colegios fueron creados por un espíritu liberal y laicista. En esta línea de pensamiento del General Santander, mediante decreto del 5 de septiembre de 1.839, el presidente de la república. JOSE IGNACIO DE MARQUEZ, funda el Colegio Nacional Académico de Cartago, sustituyendo al convento de regulares de la orden de San francisco, y aprovechando sus bienes inmuebles, rentas y demás pertenencias. El Colegio inició su funcionamiento en la parte administrativa desde 1.839, pero las labores académicas no fueron posibles puesto que la mayoría de jóvenes continuaba asistiendo a las clases del plantel organizado por los vecinos desde 1.837. Como primer rector fue de signado el Doctor José Vicente López Mazuera y como profesores, el Reverendo Padre Fray José María Saldaña y el Doctor Timoteo Duarte. En 1.840 se declararon refundidas las cátedras que venían siendo sostenidas por los vecinos de la ciudad. Desde finales de 1.839 era secretario del colegio Francisco Antonio Abadía Buenaventura. Como faltaba el catedrático de química y mineralogía, en 1841 los Doctores Nicolás Buenaventura de Herrera y Vergara y Gabriel Ambrosio de la Roche de la Verrie ofrecieron dictar el primero, la química y el segundo, la mineralogía y se desempeñaba como capellán el R.P. José Ramón Durán.

En 1.847 el colegio tenía 51 alumnos en la facultad de literatura y filosofía, y en 1.851 a 1.870 se dictó la cátedra de jurisprudencia y algunos cursantes obtuvieron el título de LICENCIADOS (Acta de visita de 1.923). En 1.854 el plantel fue tomado como cuartel de los rebelados contra el orden constitucional. En el año de 1.859, por primera vez, aparece en comunicaciones oficiales el nombre de COLEGIO ACADEMICO. Durante la guerra de los mil días sucedió que el colegio fue convertido en cuartel y los soldados destruyeron los archivos de 1.960 a 1882.

Según el decreto Nº 04 de 1.887, el colegio, por tener carácter de establecimiento público, entró a ser parte de la UNIVERSIDAD NACIONAL, siendo ordenado que los textos fueran los mismos de la universidad. En marzo del mismo año se autorizó la contratación de la Compañía de Jesús para dirigir la instrucción en el colegio académico de Cartago y debido a la «falta de subordinación y disciplina de los alumnos» por decreto nacional Nº 452 de 1.891 es suspendido el Colegio Público de Cartago, pero se terminó el año escolar en julio con 33 alumnos. En 1.897 el colegio perdió su nombre y se le denominó « LICEO DEL QUINDIO ». En 1.912 el gobernador decide clausurar el colegio para reemplazarlo por una ESCUELA SUPERIOR y una enseñanza de agricultura y mecánica, cosa que no se llevó a efecto, pero en el año siguiente una ordenanza convirtió el colegio en « LICEO », perdiendo así autonomía y el plan de estudios universitario y en 1.915 recuperó su calidad de colegio. En 1.918 se concedió al colegio la facultad de expedir diplomas de bachiller en filosofía y letras. Siendo rector Don Ramón Elías Recio el colegio recibió la visita del ex - alumno Dr. Miguel Abadía Méndez, presidente de la república en esos momentos. En 1.928 algunos concejales propusieron pasar el Académico al edificio modelo para ceder el del antiguo convento al colegio de María Auxiliadora. En 1.938 se solicitó al ministerio la nacionalización de este colegio y fue anunciada en marzo de 1.839 y puesta en marcha el 1º de octubre del mismo año. En abril de 1.940 visitó el colegio el ministro de educación Doctor Jorge Eliécer Gaitán, en cuya administración se construyeron los salones para laboratorios y para el internado.

Se decidió, por parte del gobierno, construir un edificio que tuviera más espacio, tanto en la planta construida como en la de recreación y que estuviera más alejado de la ciudad; así fue como se adquirió el lote, por iniciativa del vice-ministro de Educación Nacional el exalumno Doctor José Ignacio Soto Echeverry, correspondiéndole al rector Francisco Buenaventura Castillo la firma de las escrituras. Con la construcción del nuevo edificio, a cargo del ingeniero exalumno Doctor Rafael Varona Belalcázar, que fue dado al servicio sin terminar en 1.970, se inició una nueva etapa; se abandonó el antiguo convento que alegremente se salió de ser propiedad del colegio y pasó a manos de una entidad particular, no obstante la destinación clara, señalada y ordenada por leyes y decretos.

En 1.975, se presentó un enfrentamiento entre el rector y los profesores, lo que ocasionó la suspensión de labores por varios meses teniendo como consecuencia el cambio de calendario B por el A.  El ministro de educación Doctor Rodrigo Lloreda Caicedo autorizó la construcción del bloque administrativo de la institución.

La resolución 4972 de noviembre de 2002, emanada de la Secretaría de Educación Departamental, autorizó el cambio de calendario A por el B para posibilitar la ampliación de la cobertura y disminuir el déficit de cupos en el Municipio. Con el objeto de no crear traumatismo alguno, se autorizó un calendario académico transitorio para el período escolar 2001 - 2002.

A partir de la ley 715 del año 2002, en su artículo 9, ordena la fusión de los establecimientos educativos a nivel nacional. Mediante la resolución No. 1664 del 3 de septiembre de 2002, emanada de la Secretaría de Educación del departamento del Valle del Cauca, se crea la Institución Educativa Académico, fusionando los siguientes establecimientos educativos:

Colegio Nacional Académico, sede principal, Centro Docente No. 48 Antonio José de Sucre, Centro Docente No. 47 Paulina Balcázar y Centro Docente Roberto Castaño.
En el mes de junio de 2006, la administración municipal organizó el sector educativo del municipio, reformando la fusión de la Institución Educativa Académico a través de la resolución expedida el 13 de junio de 2006, la cual quedó conformada de la siguiente manera:

Centro Docente Roberto castaño, Centro Docente No. 52 Juan Daza, Centro Docente No. 14 Jhon F. Kennedy, Centro Docente No. 1 Emperatriz Bueno y la Escuela Pública Paulina Balcázar.

Queda la esperanza de ver cumplido el deseo del gobierno de crear carreras intermedias en los colegios Santanderinos y así rescatar en parte la importancia que en un pasado no lejano tuvieron estos planteles y de manera muy especial LA INSTITUCION EDUCATIVA ACADEMICO..

“La instrucción pública prepara la felicidad de los pueblos que, cuanto más ilustrados, conocen mejor sus derechos y se hacen más dignos de su libertad” General Francisco de Paula Santander.


Destacados
 
 

 

 

[Constructores de Paz]